¿Qué es un sistema de videovigilancia y cómo funciona?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un sistema de videovigilancia es un sistema de seguridad formado por cámaras de vigilancia y un software de grabación que almacena, en tiempo real, las imágenes y vídeos de lo que ocurre en instalaciones locales o remotas para garantizar la seguridad y prevenir robos.

Si tienes dudas sobre qué es un sistema de videovigilancia y cuál es la función principal, en este artículo te ofrecemos todos los detalles. Partimos de la base de que esta medida de seguridad es muy efectiva y hay diferentes tipos de cámaras de seguridad según las necesidades de los negocios o establecimientos comerciales.

La eficacia de las cámaras de seguridad confiere mayor tranquilidad y protección a un particular, empresario o pequeño autónomo. Además, hay modelos muy versátiles que permiten controlar el negocio o el hogar a través de una app desde el mismo teléfono móvil.

¿Cómo funciona un sistema de videovigilancia?

Un sistema de videovigilancia funciona con varias cámaras de seguridad que capturan imágenes de vídeo en tiempo real que quedan guardadas en un grabador digital durante varios días. Su principal finalidad es la de prevenir accesos y robos en lugares privados.

Las cámaras de seguridad permiten el control de lo que pasa en todo momento en el negocio.

Tanto si se instalan en el interior como en el exterior, la información se quedará registrada para poder revisar en cualquier instante. Estas pruebas son de gran ayuda y sirven de evidencia en caso de que se produzcan actos vandálicos.

Teniendo en cuenta que a muchos empresarios les preocupa saber qué ocurre en su negocio cuando están fuera, esta alternativa les ofrece un gran número de ventajas.

¿Cómo se instala un sistema de videovigilancia?

La instalación de cámaras de seguridad dependerá principalmente del modelo elegido. Hay opciones muy simples, que solo necesitan de unos minutos, así como otras posibilidades que requieren de un profesional en la materia.

Por ejemplo, la instalación de un sistema de videovigilancia con cámara IP es algo muy simple. Solo, hay que colocarla y orientarla en un lugar estratégico como el techo o la pared. El objetivo es que la cámara tenga la movilidad suficiente para vigilar una zona concreta.

En primer lugar, habrá que taladrar el área seleccionada y usar tacos para su correcta sujeción. Posteriormente, hay que conectar el cable que se incluye en el kit y separar las piezas que conforman la canaleta con una cinta de protección.

Cómo Instalar un Sistema de Videovigilancia

Seguidamente, hay que hacer las conexiones en la grabadora según las instrucciones del fabricante. En este sentido, cabe indicar que las cámaras cuentan con dos conexiones. Una es para la entrada de vídeo y la otra para la corriente. Para finalizar, habrá que conectar el monitor y comprobar que la instalación se ha hecho correctamente.

¿Cuánto cuesta un sistema de videovigilancia?

Un sistema de videovigilancia con cámaras básicas cuesta entre 30 y 45 euros y si el sistema cuenta con más posibilidades de configuración ronda entre los 100 y 200 euros. Hay muchos modelos de sistemas de seguridad en el mercado y dependen de las características técnicas.

No tiene la misma necesidad un local comercial de 30 metros cuadrados que un centro comercial con una superficie de 1.000 metros cuadrados.

Sin embargo, a diferencia de las necesidades de un hogar, un negocio requiere un sistema de videovigilancia más sofisticado. En ese sentido, hay que buscar un kit que sea completo y garantice las prestaciones necesarias de protección para evitar posibles robos o intrusos.

Alarmas con sistemas de videovigilancia: la mejor opción

La incorporación de la alarma a un sistema de videovigilancia es una medida muy eficaz. Se caracteriza por sumar la alerta sonora con la visualización de lo que ocurre en el interior y exterior de un local u hogar. De hecho, hay algunos kits de alarmas que ya cuentan con la opción de incorporar cámaras adicionales de videovigilancia para ampliar la visión según la longitud del perímetro.

En ciertas ocasiones, contratar a una empresa privada que ofrezca un sistema de alarma con videovigilancia es una buena decisión. Es indudable, que ponerse en manos de profesionales siempre va a ofrecer más garantías.

¿Por qué instalar una cámara de vigilancia en casa?

Principalmente se instalan cámaras de vigilancia en casa porque ofrecen más tranquilidad y confianza ya que evitan posibles robos y disuaden a los ladrones. No hay nada mejor que garantizar la protección a nuestra familia e hijos.

Pero son muchas las razones para instalar una cámara de seguridad en el hogar.

Una cámara se ha diseñado para grabar durante los 365 días del año y las 24 horas del día. Incluso, es la mejor evidencia que podemos presentar a la policía o en un juicio si se produce un acto vandálico. En muchos casos, estas pruebas sirven para localizar a un ladrón y las pertenencias robadas.

¿Dónde no se puede poner una cámara de seguridad?

Una cámara de videovigilancia no podrá situarse en los lugares en los que se vulneren los derechos y libertades de los individuos o atenten contra la intimidad o privacidad. En este sentido, la grabación de imágenes en la vía pública está prohibida, ya que esto es competencia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Además, es obligatorio informar sobre el uso de estas cámaras con la colocación de carteles informativos.

Por todo esto, es conveniente saber que la instalación de cámaras de seguridad está sujeta a una normativa que hay que respetar. La LOPDGDD se adapta al marco español dentro de la legislación europea. El artículo 22 se refiere a la videovigilancia y hace hincapié en que las personas físicas o jurídicas pueden usar las imágenes con la finalidad de preservar la seguridad de las personas, los bienes y sus instalaciones.

¿A quién se pide permiso para instalar cámaras de videovigilancia?

Es totalmente legal instalar cámaras de videovigilancia en un hogar, comunidad de vecinos o empresa. Sin embargo, es necesario inscribirse en un fichero de videovigilancia en el Registro General de Protección de Datos (RGPD). Cuando se hace esta solicitud, se explican los motivos de dicha instalación y quién es la persona responsable del tratamiento de las imágenes.

En el caso de colocar una cámara en el trabajo, los empleados deben tener conocimiento sobre esta acción. Es obligatorio que el empresario los mantenga informados sobre estas medidas de seguridad.

Conclusión

En definitiva, los sistemas de videovigilancia permiten grabar y captar imágenes, así como verlas en tiempo real. Realmente, adquirir este tipo de dispositivo es algo bastante asequible, ya que hay modelos desde 30 euros y su instalación no requiere de gran complejidad. 

Asimismo, cualquier particular podría colocar una cámara en su hogar, sin embargo, deberá respetar la normativa vigente y usar solo las imágenes para garantizar la seguridad de las personas.

Para concluir, incluir un sistema de videovigilancia con alarma como complemento es la medida más eficaz para prevenir los robos y allanamientos en tu hogar o negocio.