Cajas registradoras

Las cajas registradoras son muy útiles en empresas que necesitan una máquina simple para registrar las ventas, completar los pagos de los clientes, imprimir recibos y almacenar dinero en efectivo.

Características de las cajas registradoras a tener en cuenta

Las cajas registradoras tienen varias características técnicas que debes tener en cuenta para elegir el modelo que mejor se adapte a tu negocio.

En primer lugar, debes asegurarte que cumple con la nueva normativa de factura simplificada para cumplir con la ley en cuanto a los tickets que emites a tus clientes. Esto quiere decir, que muestras tu datos de empresa (nombre, CIF, NIF, dirección, etc.) y el IVA de los productos desglosado (disponible 4 tipos)

Por otro lado, hay varios tipos de impresoras integradas en las máquinas registradoras, las más modernas llevan una impresora térmica alfanumérica de alto rendimiento para que no solo puedas introducir números sino también textos de manera clara y rápida. Se les pueden añadir varios tipos de rollos de papel térmico, normalmente de 57x40mm con capacidad de impresión de 24 columnas.

Otro característica importante es la capacidad de almacenamiento de datos que tienen. Esto se mide en lo que se llaman PLUs y departamentos. Normalmente suelen permitir introducir hasta 1000 PLUs (productos) en 30 departamentos (categorías de productos). Todo esto con un diario electrónico de hasta 4200 líneas para que puedas revisar las ventas diarias.

La última consideración realmente importante es el cajón portamonedas donde almacenar el dinero de los clientes. Pueden ser de 2 tamaños, pequeño y grande que dependerá de la caja diaria que se haga.

Hay otras consideraciones secundarias que tener en cuenta pueden el visor de operador (VFD alfanumérico de 10 dígitos) y el visor de cliente (VFD numérico); posibilidad de producir una copia del último ticket emitido; activación de modo no-impresión de ahorro de papel; los códigos de identificación de empleado con claves (hasta 8); formas de cobro (tarjeta, cheque, pago en efectivo y débito)
o que incluya función de calculadora.

Como ves, hay muchas opciones que tener en cuenta, por lo que si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con nuestros expertos para que te ayuden en todo lo que necesites para poder decidirte por tu registradora.

Comprar una caja registradora: precio medio.

Hay una gran oferta de máquinas registradoras en las muchas marcas que los comercializan. Sus precios oscilan en función de la calidad y prestaciones que ofrecen. Te mostramos las diferencias por calidad precio.

Máquinas registradoras más económicas (precio inferior a 200€): estas son perfectas para realizar pocas operaciones diarias ya que son cajas de gama baja utilizadas en pequeños negocios, usándolas de esta manera se alarga su vida y se obtiene el mayor rendimiento posible.

Máquinas registradoras de mayor calidad (precio superior a 200€): pertenecen a la gama alta y ofrecen un mayor número de características, ideales para negocios que vayan a tener varias ventas diarias y utilizarlas de manera habitual.

¿Necesitas ayuda para comprar tu registradora?

Nuestro equipo de profesionales en cajas registradoras puede ayudarte a encontrar la que mejor se adapte a tu negocio. Podemos ayudarte con la configuración del idioma, fecha, hora, opciones de sistema, configuración de la cabecera y pie del ticket con tus datos fiscales y dirección, departamentos principales con nombre y precio, etc. No dudes en contactar con nosotros para que te resolvamos todas tus dudas antes de comprar tu registradora.